viernes, 20 de mayo de 2016

Los finales

Dicen que los finales felices no existen porque las buenas historias nunca terminan, pero igual que las cosas que suben acaban bajando o que todo lo que entra sale, todo, o casi todo, lo que empieza se acaba, porque hay cosas que nunca olvidaremos.
Son momentos, vidas, etapas, relaciones y  sentimientos, entre otros, los que terminan en un momento dado. Sea por el motivo que sea, el tiempo, muerte, la distancia o el olvido…
Quizás esto no sea malo, quizás sea simplemente un final que da paso a un nuevo comienza, a algo distinto a lo que, como a tantas otras cosas de la vida, nos tendremos que acostumbrar. Cueste más o cueste menos será algo que deberemos hacer, pero para eso estamos aquí. Para eso tenemos a tanta y tanta gente a nuestro alrededor que nos quiere y nos cuida como a verdaderos tesoros.

Dicen que los finales felices no existen, que que algo acabe no es felicidad… pero ¿qué le vamos a hacer? Es lo que hay, es lo que nos toca vivir, es parte de la historia de nuestra vida y superación. Formará parte de nosotros queramos o no, al igual que los buenos y los malos recuerdos, al igual que la gente a la que queremos y nos ha querido y todos los momentos que hemos vivido.
Dicen… Dicen muchas cosas… Incluso he odio decir que dicen que el mundo no existe, porque que exista conlleva que haya empezado, lo que significa que quizás vaya a acabar…
Y eso no nos gusta.



Mori

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te olvides de dejar tu nombre en el comentario :)
Puede ser tu nombre real o uno en clave.