sábado, 14 de junio de 2014

¿Se atraen los opuestos?

¿Se atraen los opuestos o son los iguales los destinados juntos?

De niño ya sabía que eran los polos opuestos de los imanes los que se juntaban, mientras que los polos iguales… Esos no podían no acercarse sin que uno saliese corriendo.

Ahora no creo que deba haber una única posibilidad. Que los polos opuestos se atraen es un hecho, una realidad, pero ¿acaso es su destino convivir por siempre con su antagonista?
No, rotundamente no. ¿Has probado alguna vez a juntar dos imanes por los polos símiles? Yo sí, de pequeño lo hacía y no veía la forma de conseguirlo, mas ahora ya puedo.


Esta es la historia de Polito, un polo de un imán que se había encaprichado de otro polo negativo, como él. Una historia que aún no ha acabado:
Parecía que, al ser tan parecidos, al tener tantas cosas en común, no eran compatibles. Polilto deseaba estar con el otro polo, Polita, pero esta no quería… No le veía de la misma forma, decía.
El insistente polito prueba otra vez y es de nuevo rechazado. No se da por vencido.
Aún no lo ha vuelto a intentar, mas no creo que el negativo protagonista de esta historia vaya a desistir tan fácilmente. Parece empeñado en conseguir su objetivo de acabar junto a su amor. Puede que algún día este acabe por aceptar… pero eso está por ver.

A un lado las tristes historias de amor entre imanes. Antes decía que podía juntar los polos iguales… Si bien cuesta hacerlo, es muy posible. El campo electromagnético suele hacer fallar en los primeros intentos pero cuando insistes, lo acabas consiguiendo. Aunque, eso sí, cuesta.

En humanos es el rotundo no el que evita el acercamiento de una persona a otra. No es un campo electromagnético pero repele igual de bien.

Aplicando a personas todo esto, dos personas no tienen por qué ser opuestas para estar juntas, como sugiere el viejo dicho de los opuestos se atraen, pero tampoco tienen que ser iguales. Todo es posible y un no sólo es un no en un momento, la insistencia o el tiempo mismo pueden hacer cambiar el parecer, pueden transformar un no en un magnifico.

¿Quién sabe si Polito estará con su amada Polita algún día? El tiempo lo dirá, lo que sabemos ahora es simplemente que todo es posible, que todo cambia y que seguirá cambiando.


Saludos absurdofilosóficos,


   Mori

5 comentarios:

  1. La insistencia normalmente en vez de acabar en un magnifico si, suele acabar en un magnifico pesado que no hay quien se quite de encima. Esperemos que a Polito no le pase eso y sepa dejar un poco a Polita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puajajajajaja No me falta razón pero me gustan maás los finales "de pelicula". Ahí, a lo grande.
      Puede que Polito deje en paz a Polita porque esta no le quiere. Puede que la Polita de Polito resulte ser en realidad Politina, una desconocida que se cruzó en vida su vida y de la que se enamoró nada mas verla. También puede Polita encuentrae a su amor "verdadero".
      Pero para acabar esta historia queda mucho y pueden pasar muchas cosas.
      Puede que el "verdadero" amor de Polita fracase, aún siento opuestos como eran. Puede que Polita se de cuenta de que Polito la quería de verdad y que por eso la dejó en paz. También puede aie empieze a querer a Polito pero su amor verdadero con Politina cuntinua y Polita solo puede mirar como lo hizo Polito tiempo atrás.

      Quizás Politina "desaparezca" y Polito se vuelva a enamorar de Polita. Así podran vivir juntos y felices, como estaba destinado.

      Que duermas bien,


      Mori

      Posdata: ¿alguna objeción?

      Eliminar
    2. Correción: queria decir que TE falta razón.
      Perdón a quien lo lea si hay más fallos ortográficos o de escritura, no es comodo escribir desde donde lo hago

      Eliminar
  2. Pues yo creo que polito se va a quedar solito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pobre Polito…
      Pero has hecho una rima =D

      Eliminar

No te olvides de dejar tu nombre en el comentario :)
Puede ser tu nombre real o uno en clave.